fbpx

Descubriendo Caraiva

Vila da Caraíva es una aldea de pescadores ubicada en el Sur del Estado de Bahía, rodeada por las aguas del Océano Atlántico y un río que lleva el mismo nombre del lugar que resiste el paso del tiempo y el avance de la mano del hombre. Si sos amante de la tranquilidad, la naturaleza y disfrutar de la hora mágica tomando una cerveza, no dudes en visitar este paradisíaco lugar.

En el sur del estado de Bahía hay un lugar hermoso, que quizás lo imaginamos alguna vez al escuchar un cuento.
Quizás suene a clicé, pero Caraíva es un lugar mágico de verdad. Esta pequeña aldea de pescadores cuenta con una población estable de un poco más de 1000 personas y parte de ellos forman parte de la comunidad nativa del lugar.
Llegar es medio engorroso pero no complicado, solo hay que tener un poco de paciencia.

Desde Buenos Aires hay dos opciones de vuelo, uno directo al aeropuerto Porto Seguro y la otra opción es volar con una escala en São Paulo. Una vez en tierra carioca, hay que hacer unos 70 kilómetros hasta Caraíva por una ruta doble mano sin iluminación y asfalto castigado, subiendo y bajando colinas. (Es recomendable hacerlo de día por seguridad y para disfrutar el paisaje). La segunda mitad del camino es un trayecto de tierra colorada -también con curvas, subidas y bajadas- y atraviesa diferentes paisajes como montes, campos donde se cría ganado y también se practica la tala. Una vez finalizado el viaje, para acceder a la aldea, es necesario cruzar un pequeño río en botes traccionados por lugareños.

Vila de Caraíva es un lugar ideal para desconectarse, y esto es de forma literal, ya que internet hay solo en las pousadas y algún cafetín del lugar. No hay asfalto ni automóviles, y los taxis son carros tirados por burros.
¿Quiénes eligen pasar unos días en Caraíva? Viajeros y parejas. No es un destino para familias con niños y niñas, ya que el mejor entretenimiento es disfrutar del sol, el silencio y una cerveza bien helada durante el día y cuando cae el sol, la movida está sobre el río que cuenta con algunos barcitos y restaurants con música acústica en vivo.
Si te gusta la tranquilidad y la naturaleza, Caraíva es un lugar único y si tenés la posibilidad, no dudes en conocerlo.

Comparte en las redes