fbpx

Haciendo cumbre con Headwall Climbing

Quebrada del Rio Blanco con el Cerro Gemelos y el Glaciar del Vasco detrás. Agosto de 2019, Mendoza.

Quebrada del Rio Blanco con el Cerro Gemelos y el Glaciar del Vasco detrás. Agosto de 2019, Mendoza.

Nacer en una ciudad planificada y desarrollada sobre la planicie no es impedimento para desarrollarse como escalador profesional, tal como lo hizo Sebastián Fain Castro, que aún viviendo en La Plata, pudo formarse como Guía de montaña, escalador y montañista.
Actualmente viaja por el país en busca de diferentes desafíos, llevando también grupos para realizar viajes de escalada ya que pudo transformar sus 15 años de experiencia en su propio negocio.

“Conocí la escalada en la ciudad de La Plata a través de un amigo que me llevó a conocer el Rocódromo de Ringuelet -al cual le mando un fuerte abrazo y agradecimiento eterno- y cuando comencé fue de un día para el otro y nunca más paró.” cuenta Sebastián sobre como fueron sus inicios en la escalada deportiva y el mundo de cerros y montañas.
“Cuando tenía 15 años, el estilo de escalada de ese momento estaba muy orientado a la escalada en roca. Todo lo que aprendías en un muro indoor, después tratabas de aplicarlo en una escalada en roca,  en ámbito natural. También pasó que con el tiempo la escalada fue mutando. De estar escalando con cuerdas, arneses, cascos y demás, pasamos a hacer escaldadas más bajas y con caída al colchón -eso se llama boulder-, lo que lo hace más divertido. Entonces todo empezó a cambiar y se vinieron las competencias… y tal vez el sentido que le encontrábamos al principio, los 2 o 3 primeros años que entrenamos con cuerdas y arneses, lo cambiamos por una actividad mucho más competitivas, empezando a ir a torneos y enfocando el entrenamiento hacia ese lugar.”

_

Después de varios años de práctica y competencia, se transformó en instructor de escalada, comenzando en una escuelita de escalada infantil que más tarde se amplió a todas las edades y niveles, llegando a entrenar jóvenes escaladores que compiten a nivel nacional e internacional como Valentina Burgos, Agustín Toris y Manuel Verona.

Manuel Verona y Sebastián Fain Castro.

Manuel Verona y Sebastián Fain Castro.

Antes era mucho más difícil, no había mucha información, las pocas revistas que conseguíamos tenían 6 meses o un año de antigüedad… íbamos al cyber a investigar páginas de escalada y poder tener un poco más de información, a conocer como llegar a la roca y como conseguir equipos, porque acá era muy complicado, había que moverse mucho y eso le da un condimento extra. Yo empecé a escalar en el 2001 y en esa época se cortó todo, no conseguíamos arneses, mosquetones ni zapatillas…

Tuve la suerte de formarme con jóvenes más grandes y ellos nos fueron llevando a todos los viajes y eso me ayudó muchísimo
para acercarme a la montaña. Era todo una aventura… vos pensá que tenía 15 años y no teníamos celulares, te desconectabas de la familia, viajar una o dos veces por mes para practicar escalada. 

Sebastián Fain Castro y Maximiliano Vaccari escalado en hielo en el Cerro Tronador.

Sebastián Fain Castro y Maximiliano Vaccari escalado en hielo en el Cerro Tronador.

_

Francisco Sánchez, boulder en Sierra La Barrosa. Mayo de 2018.

Francisco Sánchez, boulder en Sierra La Barrosa. Mayo de 2018.

En la Provincia de Buenos Aires hay buenos lugares para practicar escalada.
Sierra de la Vigilancia, es un lugar privado que está a 20 kilómetros de Balcarce, Sierra de los Difuntos, un campo privado pero de acceso libre. Sierra la Barrosa, Sierra de Los Padres, la costa de Mar del Plata  y Sierra de la ventana pero el acceso es muy complicado.

Curso de Trekking en la Ciudad de La Plata Noviembre 2019.

Curso de Trekking en la Ciudad de La Plata Noviembre 2019.

_
Con Headwall producimos viajes y expediciones de escalada por diferentes lugares del país. Hoy estamos realizando expediciones de alta montaña con ascenso a las montañas más alta de América que pueden como El ojo del salado, El Pissis, Aconcagua o El Mercedario  que son de más de 6.500 metros de altura. Son expediciones duran de 12 a 15 días, pudiendo llegar a los 20 días. Antes de realizar el ascenso al objetivo, se realizan 5 o 6 escaladas previas a otros cerros para aclimatarse y conocerse con el grupo.

 

También damos cursos de escalada en roca para nivel inicial, intermedio y avanzado, y de esa forma abarcamos toda la formación del escalador cuando uno quiere pasar del muro a la roca.

Para iniciarse en la escalada, lo mejor que pueden hacer es ir a algún muro para conocer cuestiones básicas como las medidas de seguridad, aprender a sentarse con un arnés y a manejar las extremidades del cuerpo, vencer el vértigo… a más horas de práctica, más se disfruta la escalada en roca.

Las expediciones que organizamos incluyen todos los servicios, desde el traslado, alojamiento, accesos, comida y logística para la alta montaña.

Nosotros somos Guías de Montaña y estamos certificados en Primeros Auxilios y producimos la totalidad del viaje.


Amanecer en el Cerro Tronador, Patagonia.

Amanecer en el Cerro Tronador, Patagonia.

Cuando hacés escalada estás en un proceso de precisión permanente y desde ese punto de vista, te rompe la cabeza… es como un juego de ajedrez, donde pensás milimétricamente donde poner tu pie o desde donde agarrarte. 

También está el condimento de lo que es la montaña y la naturaleza, donde estás en condiciones extremas de frío, viento o calor… y también es muy importante factor humano ya que la expedición dura varios días, hay clima muchas veces hostil y con los compañeros hay que generar una relación de hermandad y confianza ya que es fundamental para consolidarse como grupo y mantener el espíritu bien arriba.

“La cumbre está cuando volvemos a casa.”

Si querés concer más del mundo de la escalada deportiva, podés seguir a Seba Fain y Headwall Climbing en Instagram.
Material fotográfico y de video: Sebastián Fain

Comparte en las redes