fbpx

Graffiti

Si bien el arte urbano nace en contexto de ciudad, también puede practicarse por ejemplo, frente a una casa abandonada frente al mar a la altura del paraje Santa Mónica, en Uruguay.
Esta pequeña mansión ha quedado en el olvido para sus dueños, se encuentra ubicada en un lugar de privilegio, con vista panorámica al mar y rodeada de algunos pocos vecinos.
A pesar de ser un lugar deshabitado, se encuentra en condiciones para pasar la noche o resguardarse de una fuerte tormenta en caso de estar viajando en bicicleta o moto y necesitar de un lugar que sirva de resguardo.
¡Lugar flashero si lo hay! El sonido del mar se entrelaza con el viento y el silencio del lugar, generando una tensa calma.
Pasan los días, pasan las noches y la pequeña mansión sigue de pie mirando hacia el mar, tal como lo soñaron sus dueños.

Ruta 10 rumbo a José Ignacio, en Uruguay.
Fotografías: Vuela Vuela.

17 febrero, 2022

Casa Graffiti camino a José Ignacio

Si bien el arte urbano nace en contexto de ciudad, también puede practicarse por ejemplo, frente a una casa abandonada frente al mar a la altura […]